Desjoyaux es una gran familia que siempre está cerca de usted

La historia de Desjoyaux comienza en la región de Saint-Etienne, en Francia. Desde entonces, la empresa ha crecido hasta crear una red de 450 distribuidores que abarca todo el mundo, para que el cliente siempre tenga a su lado un representante de Desjoyaux para asesorarle. 
 

La marca se ha impuesto en los cinco continentes por su capacidad de innovar, por la calidad de sus trabajos y por su servicio. 

Con el transcurso de los años, el concepto Desjoyaux ha conseguido traspasar las fronteras, tanto técnicas como geográficas. La marca se ha impuesto en los cinco continentes por su capacidad de innovar, por la calidad de sus trabajos y por su servicio. En la actualidad, son más de 5.000 personas las que cada día representan la marca Desjoyaux en todo el mundo.
 

Póngase en contacto con su distribuidor más cercano.