Consejos y trucos para el mantenimiento de tu piscina durante todo el año!

Si realiza un mantenimiento regular, se asegurará un baño totalmente placentero. Será suficiente con unas pocas operaciones para proteger su piscina de bacterias, algas e impurezas. No descuide este mantenimiento, le ocupará muy poco tiempo.

 

UNA LIMPIEZA REGULAR Y SENCILLA

Bajo un bonito sol de verano, el agua azul y cristalina de su piscina invita a bañarse. Para preservar esta imagen de felicidad, bastará con respetar algunos principios sencillos y cotidianos que no le ocuparán más de media hora por semana. No permita que las bacterias y las algas invadan su espacio de ocio.  Si realiza un mantenimiento regular, se asegurará un baño totalmente placentero

 

ACCIONES COTIDIANAS 

Con su magnífico recogehojas, no habrá hoja o insecto que se le resista. Además, es necesario comprobar el nivel del agua. Asegúrese también de que el sistema de filtración esté bien regulado. Una vez a la semana, limpie el fondo de la piscina, cambie los filtros y compruebe el nivel de pH y de cloro del agua.

 

MANTENIMIENTO ANUAL

Cuando acaba la temporada de baño es importante preparar la piscina para el invierno. Una buena comprobación de los accesorios evita las sorpresas desagradables cuando llega la primavera y el momento de volver a poner en funcionamiento la piscina. Si opta por dejar el agua dentro del vaso, puede utilizar un producto de invernada para evitar la proliferación de algas y que se deposite cal en las paredes. ¡Que la disfrute!