Se recomienda medir una vez a la semana los niveles de pH y cloro mediante el estuche de análisis. Las muestras de agua del vaso se toman en el lado opuesto al grupo de filtración, aproximadamente a 40 cm de la superficie del agua. Es mejor tomar las muestras al final del día.