Se debe limpiar dos veces al año con un limpiador de alta presión. No utilice productos abrasivos sobre las lamas. Si constatara un fallo del sistema de cierre de la cubierta o del sistema de seguridad de la piscina, o algún elemento deteriorado, reemplácelo lo antes posible.

 

Emplee únicamente recambios oficiales del proveedor/instalador. Las piezas de recambio deben ser originales y cumplir las especificaciones de la norma.