La alteración de un material de seguridad homologado efectuada por alguien que no sea el fabricante, exime a este último de cualquier responsabilidad sobre dicha alteración y sus posibles consecuencias.