El cloro lento se presenta en forma de tableta de 200 g y permite mantener el nivel de cloro libre de su piscina en 1 gr por m3 al día. Las tabletas contienen ácido isocianúrico y, cada vez que se añade cloro, aumenta el nivel de estabilizante presente en el agua, hecho que puede acabar interfiriendo en la eficacia del cloro.