El Plan de Ocupación del Suelo (POS) es un documento de urbanismo que se puede utilizar contra terceros y que determina la afectación del suelo en función del uso principal que se le va a dar, en cuanto a su edificabilidad (vivienda, ocio, actividades, espacios naturales protegidos). En la actualidad, la legislación ha evolucionado hacia la creación de un nuevo documento de urbanismo, el Plan Local de Urbanismo (P.L.U.). Este documento sustituirá progresivamente al Plan de Ocupación del Suelo.