Dispositivo de seguridad, generalmente situado en el brocal, que cuando detecta una inmersión en la piscina hace sonar una sirena.