Su manta tiene 3 años de garantía siempre que haya sido instalada siguiendo el manual de instalación.

Quedan excluidas del ámbito de la garantía las alteraciones debidas a las condiciones meteorológicas siguientes: vendavales, fuertes nevadas y granizo violento. En caso de nevada, se recomienda quitar la nieve de la manta para evitar que se hunda y que aumente la tensión de los tensores.

La garantía también excluye el desgaste debido a la abrasión causada por los brocales, diferencias de nivel o ausencia de juntas.