Es un fenómeno natural aleatorio que ocurre en las losas y los brocales de la piscina. Se produce cuando el carbonato cálcico que contiene el cemento migra y sale a la superficie debido a la humedad y la capilaridad.

 

Tiene el aspecto de aureolas que se forman en la superficie. En general, este fenómeno acaba desapareciendo con el tiempo. En cualquier caso, la eflorescencia no altera las características del hormigón. Hay productos que pueden atenuar este fenómeno (Techniseal)