Es una manta de verano, situada sobre la superficie del agua. Se utiliza por la noche y permite reducir la pérdida de temperatura del agua, la evaporación y la contaminación del vaso. La manta de burbujas y la manta de verano con enrollador permiten conservar durante la noche el calor acumulado a lo largo del día. La manta de burbujas no cumple la normativa aplicable a las mantas de seguridad.