Una piscina lista para el baño significa que la realización corre totalmente a cargo del distribuidor. Todas las etapas las realizan los equipos de profesionales, desde la implantación a la puesta en marcha.