Todas las piscinas construidas o instaladas a partir del 1 de enero de 2004 deben estar provistas de un dispositivo de seguridad. Hay 4 dispositivos homologados. Las barreras, las alarmas, las mantas y las cubiertas.